Entrevista a Daria Dziecielewska


Daria Dziecielewska, nació el 21 de marzo de 1978 en Gniezno (Polonia), donde se crió rodeada de punk rock y la escena del Arte Underground de los años 80. Tras haber sido expuesta a tanta gente ecléctica, surgió la inspiración para seguir sus sueños y se matriculó en la famosa escuela de arte de Piotr Potworowski en Poznan.

“Después de graduarse en la escuela de arte a la edad de 21 años, me fui de mi país para presentar mis obras a los amantes del arte en un nuevo país, Nueva Zelanda. Durante este tiempo, me dedicaba principalmente al trabajo creativo y frindde, el efecto de los cuales son numerosos retratos psicológicos de mis amigos que se presentan en una exposición final en la galería Dome. Aparte de ello, fui la co‐creadora de Wellington, el director del guión de la obra Lilith que interpretó uno de los papeles principales en los teatros del Fringe festival.

En medio de estos proyectos artísticos, me ofrecieron trabajar como maquilladora de los elfos y enanos en la adaptación cinematográfica de “El Señor de los Anillos”. Inspirada por los nuevos contactos y las lecciones y la experiencia obtenida durante el viaje, volví a mis raíces y creé un club nocturno de tres plantas, dedicándome a una de mis otras pasiones, que es la música electrónica.

cuadros

Después de cinco años de puro hedonismo y la satisfacción de las personas más inspiradas, me interesé por el arte del tatuaje. Esta nueva forma de arte me inspiró más que cualquier género hasta la fecha y abrí mi primer estudio de tatuajes centrándome expresamente en ello perfeccionando mis habilidades. Sentí la transición del Arte Mainstream al arte del tatuaje muy estimulante pero a causa de mi éxito y el crecimiento de número de clientes, me di cuenta que el tatuaje no deja mucho tiempo para mi primer amor, que es el arte de la pintura. Con poco tiempo para continuar mi historia de amor con la pintura, me vi obligada a estudiar otras formas de explorar mi lujuria artística y descubrí una nueva musa en forma de fotografía. Con la nueva tecnología y el tiempo limitado debido a la carga de trabajo como tatuadora, empecé esta nueva etapa de arte más como un hobby hasta el momento que me contactaron de una de las galerías de arte de Milano.

Con poca preparación y sin saber que iba a pasar, mis primeros trabajos fueron exhibidos en la galería Tatllulah durante la semana del diseño de Milán 2013. Sin saber que esperar pero sorprendida por la reacción del público a mis obras de arte, decidí crear más.¿Qué me inspira? Bueno, la vida… definitivamente los seres humanos, el interés. En la pintura estoy mostrando a mi misma mi supervivencia, mis sentimientos, emociones y visiones. Con la fotografía es más o menos lo mismo .Todo lo que siento, lo que veo y lo que sé. Estoy tocando temas religiosos y espirituales. Todo lo que creo es una parte de mí. Soy parte del mundo, pero cuanto más pienso y cuanto más reacciono a las situaciones en cuales me encuentro, llego a pensar que puede ser que sea un extraterrestre. No estoy segura de si se trata de una cuestión cultural, pero no veo más que la verdad a través de mi ojos que quiero expresar en mis obras, ya que me resulta más fácil para mostrar mis sentimientos a través del arte que a través de explicaciones.

FotoDaria

Con el tatuaje es un poco diferente. Es una forma de arte, pero más un oficio y una gran responsabilidad. Ya que no se puede borrar, tiene que ser preciso, reflejando la historia y la visión del usuario. Para algunas personas los tatuajes son solo líneas, sombras, colores y puntitos, pero para las personas que las llevan, es una historia. Debido a esto, los primeros años he ido dedicando en la técnica. En mi estudio no hay catálogos de diseños y pero realizamos trabajos personalizados. Sin embargo, el mayor cumplido para mí es cuando el cliente y el artista entienden la historia y esa visión compartida se vea reflejada en la piel. La gratitud y el cumplido, es la confianza que han puesto en mí prestándome una parte de ellos y haber tenido la libertad de transferir los sentimientos que desean expresar, en arte. Es halagador cuando alguien lleva tu trabajo en su piel. Durante mi primera visita a Ibiza en 2008, noté una diferencia en mi ser y me sentí completamente relajada en el estilo de la vida hedonista que me permitió concentrarme y explorar de nuevo mis dotes creativos. Después de algunos años decidí  trasladarme a Ibiza y cambiar mi vida por completo iniciando un proyecto nuevo “GALERÍA LA CURVA”. Un lugar donde todo tipo de arte están conectados al igual que yo, pinturas, fotografía, tatuajes, esculturas, performances, música, etc.

La Curva nació de la pasión y la persistencia de muchos años y por el amor al arte. Gracias a estos atributos, La Curva y el Art Guide se han convertido en el hogar de muchos artistas de Ibiza, que ahora pueden mostrar a la comunidad y a los amantes de este sector que el arte está floreciendo de nuevo en Ibiza. Ahora he realizado mi sueño de convertirme en uno de los artistas con talentos múltiples más célebre y respetada, y de ser la voz que muchos artistas luchadores han estado esperando el momento de ser apoyados en su viaje artístico.

Mi consejo… el único consejo que puedo dar es de trabajar persistente, haciendo tus sueños realidad para crear un mundo más bello.

IMG_5286

La entrada Entrevista a Daria Dziecielewska se publicó primero en WE ARE Ibiza Magazine.

Powered by WPeMatico

Comments are closed.