Emoción y alguna que otra lágrima en el primer encuentro entre León y su dueño en Can Misses


El pequeño can se ha reunido esta tarde con su amo en el hospital Can Misses gracias al programa de visitas a pacientes ingresados ‘Dogspital’

El anhelado encuentro entre León y José en el Hospital Can Misses de Ibiza ha tenido lugar esta tarde ante la expectación de medios de comunicación y curiosos que se encontraban en la planta 0 del edificio D.

Como era de esperar después de un mes sin poder verse a causa del ingreso de José, la emoción ha sido más que evidente. Tras la toma de contacto con el hospital del pasado miércoles, el pequeño Yorkshire volvía a pisar el centro como si fuera ya algo habitual. Acompañado por Toni, el adiestrador del club Agility de Ibiza que lo ha evaluado para autorizar la visita, el perro ha ido directo a la sala especialmente habilitada para este tipo de citas como si supiera lo que le esperaba.

Poco han importado las cámaras, los fotógrafos y los periodistas que se agolpaban a su alrededor. Cuando ha visto a José esperándolo en la sala no ha podido contener la emoción. Agitaba la cola sin parar y el corazón le latía a mil por hora. Al subir al fin sobre las piernas de José, sentarse no era una opción. Ha sido el momento de abalanzarse sobre él, de los lametazos incontenibles y de las sonrisas con alguna que otra lagrimilla bien disimulada.

Una vez han abandonado el cuarto los medios de comunicación, José y León han disfrutado del encuentro junto a su familia. Apartar la vista de su amo era algo imposible. Era el momento de los abrazos y las caricias que no han podido darse durante un mes.

Sentado sobre el regazo de su dueño, la cara del Yorkshire no podía ser más expresiva. La ilusión, la alegría y el cariño han sido irreprimibles. “Es imposible saber quién de los dos se ha puesto más contento”, comentaba la familia, visiblemente emocionada. “Esta iniciativa supone una inyección tremenda de ánimos y ganas de seguir adelante para José, así como seguramente lo será para muchos otros pacientes”, afirmaban.

“El empeño de todos los que han participado en el proyecto es digno de admirar y, sobre todo, de agradecer. Hoy han hecho a mi padre inmensamente feliz”, decía la hija de José enormemente agradecida.

“León, ¿nos vamos de paseo?”, le decía José al animal haciendo que éste enloqueciera de emoción. De momento las visitas del pequeño Yorkshire de apenas dos kilos se llevarán a cabo en Can Misses, pero “seguro que este empujón hará que todo mejore y que en breve puedan verse fuera de aquí”, auguraba la familia.

Dogspital Ibiza

El Hospital Can Misses ha sido precursor en España de esta iniciativa que permite a los pacientes ingresados recibir la visita de sus mascotas en una sala acondicionada para ello. Distintas empresas, veterinarios, clínicas y educadores caninos han impulsado desinteresadamente este programa.

El animal debe pasar por una serie de rigurosos controles antes de acudir al centro hospitalario. La higiene y la buena conducta son imprescindibles, así como el perfecto estado de salud del perro.

Si estás interesado en solicitar la visita de tu mascota (por el momento solo canes) al hospital de Can Misses, puedes hacerlo en el mismo centro o a través del perfil en redes sociales de Dogspital.

La entrada Emoción y alguna que otra lágrima en el primer encuentro entre León y su dueño en Can Misses aparece primero en Welcometoibiza.es.

Powered by WPeMatico

Comments are closed.