ARTE: Terry O’Neill – Legendario


Imagina tener 19 años en 1963. Presentarte, de golpe, frente a una banda que toca en los sitios más underground de Londres. No sabes quiénes son, pero algo en el aire te dice que pasa algo. ¿Qué es? Sexo, drogas y Rock and Roll es una forma política muy compleja para hacer al mundo mirar a Inglaterra. No es fácil. Muchas cosas están pasando, pero falta todavía para mayo del 68’. Quizás tú lo estás gestando, pero no te enteras. Imagina, hoy, encontrarte frente algo semejante, ¿serías parte?

Sobre la revolución de los medios y los músicos que cambiaron el mundo cuando todo parecía estar a punto de estallar.

Terry O’Neill conoce su pasión por la fotografía casi por accidente. Se encuentra una tarde en Heathrow realizando fotografías en su primer trabajo para una aerolínea londinense. El destino cambia, como todo, y este ejemplar humano llamado Terry publica su primera fotografía en un periódico por accidente, habiendo fotografiado al Secretario de Estado británico dormido en un banco del mismo aeropuerto, casi sin conocerlo, casi sin pensarlo.

Su siguiente fotografía para la portada de un periódico nacional británico, que agotó sus ejemplares en pocas horas, la hizo a Los Beatles. Al poco tiempo, mientras se gestaba el primer lanzamiento de Los Rolling Stones, su manager, Andrew Loog Oldham contacta a Terry para pedirle que hiciese lo mismo que había hecho con los cuatro de Liverpool para esta nueva banda.

Terry es un pionero que supo comprender su tiempo. Supo discernir entre lo que es la realidad y lo que es espectáculo. Supo estar más allá del bien y del mal mientras fotografiaba a las más grandes estrellas.

He aquí un hombre impecable. Personaje como pocos, y definitivamente un ejemplo de lucha hacia lo que uno sueña, hacia lo que uno imagina. Así la vida continúa sin agujeros negros, en sales de plata.

 

Artista: The Beatles Photo: Terry O’Neill – 1961

 

Artist: The Rolling Stones Photo: Terry O’Neill – 1963

 

Terry, fuiste la primera persona que hizo una fotografía de los Beatles y los Rolling Stones, entre otros. ¿Sabías en ese momento con quien estabas trabajando y en lo que se iban a convertir?

T – Era principios de los sesenta cuando hice la primera fotografía de los Rolling Stones eran en gran parte unos desconocidos, estaban de gira y haciendo conciertos por todo el país. Ninguno de nosotros tenía la menor idea del tsunami de fama y éxito que estaba por venir. Cuando terminaban un concierto en el norte, conducían de vuelta bajando por la M1 y hacían una parada para el desayuno en un pequeño café o lo que nosotros llamamos un “greasy spoon” (cuchara grasienta). ¡No se puede conseguir nada más realista y básico que una taza de té y huevos con bacón y pan de molde blanco untado con mantequilla!

Has trabajado con las mejores modelos, actrices, músicos… pero, ¿hay aún alguien que te gustaría fotografiar?

T – Ya no hay nadie que quiero fotografiar porque todo está controlado por sus relaciones públicas, o su agente y no hay autenticidad o espontaneidad. Se ha convertido en plástico y artificial.

A veces, me pregunto cómo serían los perfiles de instagram de artistas como Jimmy Hendrix, Janis Joplin o Jim Morrison, ¿cómo crees que serían?

T – Fueron grandes artistas y amaban a su música con pasión. No me imagino que hubiesen tenido mucho tiempo para publicar Instagrams de sí mismos. De hecho, yo creo que lo hubiesen evitado.

¿Crees que las redes sociales han acabado con la imagen de glamour de las celebridades, ahora que pueden mostrar su vida privada al mundo? ¿Cómo afectan estos medios de comunicación social a los fotógrafos?

T – Las celebridades que comparten su vida privada sin respeto ni consideración por su propia privacidad no son en mi opinión verdaderas celebridades. La mayoría de ellos tienen poco o ningún talento real. Ciertamente no el talento perdurable de las viejas estrellas. Todo es artificioso y con photoshop y no se ve la auténtica persona.

¿Cuál es la principal diferencia entre fotografiar una celebridad y fotografiar a alguien anónimo?

T – Trato a las personas que fotografio exactamente de la misma manera. Nunca me he asombrado o estado nervioso en compañía de celebridades. Ellos son como tú y yo – solamente es que tienen más dinero.

 

Artist: David Bowie Photo: Terry O’Neil – 1976

 

Una vez dijiste que lo mejor que te pasó era poder fotografiar a Frank Sinatra durante un largo periodo, pero nunca llegasteis a ser amigos, ¿por qué no os acercasteis durante todos esos años?

T – Sinatra era un hombre muy reservado. Algunos dirían que era un hombre perturbado que nunca fue realmente feliz, al menos que estaba ensayando con la orquesta o actuando en directo. Mantuvo su distancia con la mayoría de la gente, pero sabías que si estaba dispuesto a trabajar contigo tenías su respeto. Sólo trabajó con los mejores. Yo estaba contento con eso. También cuando se está fotografiando celebridades uno no puede realmente sentarse con ellos y relajarse. Si lo haces, alguien más va a obtener la imagen. Por lo que siempre estás trabajando y manteniendo una distancia entre uno mismo y ellos.

Si fueses un fotógrafo en sus primeros días, ¿con qué tipo de banda te gustaría ir de gira y fotografiar en cada momento?

Serían los Rolling Stones de nuevo.

¿Cuál fue la fotografía más difícil de tu carrera?

T – Trabajar con Steve McQueen. Fui a su oficina para hacer un tema de portada y cuando llegué se volvió hacia la PR y dijo que no sabía nada de esto y no estaba contento con dejarme tomar su foto. Pero no dejé de tomar fotografías de todos modos y a pesar de su falta de voluntad conseguí excelentes fotografías.

¿A qué hora te despiertas?

T – Soy madrugador y me levanto todos los días alrededor de las 5.00 – 5.30. Luego me paso la siguiente hora y media viendo las noticias en la televisión. A continuación, me dirijo a las oficinas de Iconic Images en Marble Arch, en donde me mantienen ocupado firmando fotografías, hablando y planificando exposiciones y respondiendo a peticiones de los medios. Me llegan peticiones de todo el mundo todo el tiempo, desde Boston a Beijing.

 

Artist: Kate Moss Photo: Terry O’Neill – 1993

 

¿Qué desayunas normalmente?

T – Como un plato de frutas con papaya, arándanos y moras, con una rebanada de pan tostado y una taza de té.

¿Hay algún lugar en España que llamarías tu santuario?

T – Si, en Madrid, fuimos a un restaurante familiar “El Cisne Azul” maravilloso a la vuelta de la esquina de MONDO GALERIA, nos ofreció la mejor calidad y los ingredientes más frescos y la comida era excelente. La carne era de los mejores que he saboreado. En Ibiza no veo el momento de centarme en la barra de la terraza del Hotel Santos Suites y tomar un refresco observando el mar.

Vas a tener una exposición en Ibiza durante el verano de 2017, estas ilusionado?

T – Absolutamente, muchísimo. Estoy muy emocionado de visitar Ibiza y disfrutar de unos momentos agradables allí. La exposición llamada “Breaking Stones”, comisariada por Mondo Galería, presenta mis fotografías junto  a las de Gered Mankowitz que ilustran el libro homónimo que se lanzó en Londres y Madrid en el mes de Mayo y presenta fotografías de los

Rolling Stones en una época crucial de su carrera, 1963-1965. Esta exposición será del 2 al 26 de agosto en un hermoso espacio de arte, el Centro Cultural de Jesús en Ibiza, lo que me permite entrar estrechamente en contacto con los amantes de la fotografía de la isla.

 

Artist: Mick Jagger singer The Rolling Stone Photo: Terry O’Neill – 1964.

La entrada ARTE: Terry O’Neill – Legendario se publicó primero en WE ARE Ibiza Magazine.

Powered by WPeMatico

Comments are closed.